Estados petroleros, invadidos por la desocupación

14.04.2017

La tasa de desempleo registró avances en cuatro entidades federativas: Tabasco, Chiapas, Veracruz y Campeche.

Los estados petroleros del país aún avistan los efectos de los niveles bajos del precio del crudo y la disminución de la producción de hidrocarburos en sus principales indicadores labores.

En febrero de este año, la tasa de desocupación, en comparación con igual mes del 2013, registró avances en cuatro entidades federativas del país: Tabasco, Chiapas, Veracruz y Campeche.

Tabasco pasó de 6.88% de la Población Económicamente Activa en el segundo mes del 2013 a 7.31% en el mismo periodo del 2017; Chiapas de 2.50 a 2.95%; Veracruz de 2.72 a 3.29%, y Campeche de 2.50 a 3.92%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De estos territorios, Campeche aporta 53.2% del Producto Interno Bruto de la minería petrolera de México, Tabasco 30.2%, Veracruz 5.8% y Chiapas 1.7%; sólo nueve estados contribuyen a esta variable.

El coordinador del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey, Héctor Magaña, refirió que estas variaciones tienen que ver con la actividad que se lleva a cabo en entidades como Veracruz, Tabasco y Campeche, que está muy relacionada con el sector petrolero.

"Las entidades extractoras de hidrocarburos, al disminuir la actividad en este tipo de tareas económicas, lo que fomentan es que los puestos que se generan cada vez sean menores, lo que incrementa la población desocupada", refierió.

Explicó que los gobiernos de las entidades con altos niveles de desocupación necesitan fomentar otro tipo de actividades y tratar de diversificar un poco más la participación económica hacia otras áreas que tengan un impacto significativo en el estado, por ejemplo, incrementando actividades turísticas y primarias, a fin de crear mayores oportunidades de empleo.

En tanto, el analista del Tecnológico de Monterrey, Raymundo Tenorio, reveló que en diversas entidades donde las personas se ocupan en actividades fundamentalmente agrícolas, no tienen nada de actividad en este sector hasta marzo, ya que en ese mes comienza el ciclo primavera-verano, "por eso es que las tasas de desocupación salen tan altas, es por el impacto que se tiene por las personas que en el campo mexicano no tienen ocupación porque termina el ciclo otoño-invierno y principia el periodo primavera-verano".

Menor coeficiente

Las entidades que más disminuyeron su tasa de desocupación en los últimos cuatro años fueron Morelos (de 4.30 a 1.64%), Nuevo León (de 6.30 a 3.72%), Zacatecas (de 5.20 a 2.63%), Aguascalientes (de 6.24 a 3.70%) y Ciudad de México (de 5.96 a 3.60 por ciento).

En el caso de la Ciudad de México, Héctor Magaña destacó que esta dinámica se fundamenta en las actividades comerciales y de servicios profesionales, que representaron un mayor incremento en lo que va del año.

"Incluso las actividades terciarias fueron las que impulsaron el crecimiento económico durante el primer mes del 2017; todo tiene un impacto en que más personas puedan emplearse en este tipo de actividades y se ve reflejado en una menor desocupación", añadió.

Raymundo Tenorio mencionó que hay entidades que arrancan el año con obra pública, lo que detona una cantidad importante de ocupación.

Dijo que este comportamiento se relaciona con inversiones fuertes en el sector automotriz, que han impactado en la generación de nuevas fuentes de trabajo, que si bien no son de impacto directo, son graduales y esto permite que cada año se vayan abriendo nuevas oportunidades laborales y que la tendencia de desocupación vaya a la baja.

No obstante, el especialista agregó que las resoluciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) incidirán en las entidades exportadoras.

"Tiene que ver con las determinaciones que se tomen con respecto al tratado de libre comercio, sobre todo en materia de exportaciones de vehículos automotores; de no verse altamente afectados los términos de negociación en estos rubros, las empresas ya no tendrían un riesgo tan alto o menor volatilidad en cuanto a sus expectativas de los próximos meses".

Informalidad

A febrero de este año, las tasas de desocupación más bajas se registraron en Oaxaca, Puebla, Guerrero, Yucatán, San Luis Potosí y Morelos.

Sin embargo, en estos territorios, al cierre del año pasado arriba de 58% de su población ocupada se ubicaba en la informalidad.