Nuevo puerto de Veracruz puede sobrevivir incluso sin TLCAN

29.08.2017

Fernando Gamboa, director de fomento y administración portuaria de la Coordinación de Puertos y Marina Mercante, aseguró que el panorama se complica sin Estados Unidos, pero que pueden trabajar con países de América Latina. 

El Nuevo Puerto de Veracruz, que se encuentra en proceso de construcción, está blindado en caso de que se enfrente una renegociación adversa del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aseguró Fernando Gamboa, director de fomento y administración portuaria de la Coordinación de Puertos y Marina Mercante, a cargo de la SCT.

"De una forma u otra, por muy adverso que pueda salir la renegociación, cualquiera que sea el resultado, el comercio sigue. Si no es con Estados Unidos, se nos complica más, pero lo podemos hacer con América Latina que es una región en crecimiento", afirmó en el marco de la conferencia para hablar del avance del Nuevo Puerto de Veracruz.
Agregó que la ampliación del canal de Panamá, que ya está funcionando, modificará el flujo portuario en todo el Caribe.
"Se están construyendo puertos como es el caso de Argentina o de Colombia, y México no se puede quedar al margen", afirmó el funcionario.
El Nuevo Puerto de Veracruz tiene un avance de 60 por ciento en su primera etapa, la cual debe concluir en dos años, e implica la construcción de 5 terminales: una agrícola, otra mineral, una de contenedores, una de fluidos y finalmente una de usos múltiples.
Con dicha ampliación, más una segunda etapa de construcción, el puerto cuadruplicará su capacidad de manejo de carga al pasar de los 24 millones de toneladas que tiene actualmente a 100 millones.
Esta obra se realiza con una inversión de 70 mil millones de pesos, de los cuales el 80 por ciento provienen de recursos privados.

"Hay claramente una confianza empresarial en el proyecto", añadió Gamboa durante la conferencia de prensa