Profepa detecta rastros de hidrocarburos en zona del encallamiento de buque 'Los Llanitos

27.07.2017

La Profepa indicó que los rastros los halló tras el encallamiento del buque "Los llanitos" en el estado de Jalisco. 

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó rastros de iridiscencias de hidrocarburos durante recorrido de supervisión por la zona marítima de encallamiento del buque granelero "Los Llanitos", en las inmediaciones de Punta Graham, Jalisco, debido a que el intenso oleaje que impacta de manera constante al navío ingresa a éste.

La Profepa reitera la importancia de que se instalen las barreras de absorción y contención de hidrocarburos alrededor del buque, por lo que solicitará nuevamente a la Capitanía de Puerto de Manzanillo ordene a la empresa responsable de éste, realice las acciones pertinentes para implementar las medidas preventivas inmediatas, toda vez que el agua de mar, al ingresar al navío, podría estar lavando restos de hidrocarburos que pudieran encontrarse aún en su estructura.

En un recorrido de supervisión al navío y en coordinación con las Capitanías de los Puertos de Manzanillo y Barra de Navidad, así como el representante de la Aseguradora, no se observaron aves ni peces muertos alrededor de dicha embarcación.

El recorrido a la zona donde se mantiene varado el buque "Los Llanitos" desde el pasado 23 de octubre de 2015, tras el paso del huracán "Patricia", se realizó para constatar las condiciones actuales de dicha embarcación, la cual presenta severo daño estructural, mayor inclinación y desprendimiento de partes por el paso del tiempo y los impactos del oleaje.

Durante la visita de supervisión que se llevó a cabo en la embarcación "Amarrador V", se tomó una muestra de agua, la cual se trasladó a las instalaciones del Instituto Oceanográfico del Pacífico(IOP), dependiente de la Secretaría de Marina-Armada de México, para que realice el análisis correspondiente a fin de detectar o descartar la presencia de algún hidrocarburo.

La Profepa continuará con los recorridos al multicitado buque a fin de monitorearlo en cuanto al daño estructural y posición, así como el estado del banco de piedras en el que se encuentra encallado, hasta en tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a través de la Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, defina cuál será el destino final del mismo.

El barco, de bandera mexicana, tiene 223 metros de largo, 33 de ancho, 18 de altitud y 38 mil toneladas de peso.