¿Es el diésel renovable la solución para el transporte marítimo?

22.06.2021

Está claro que la movilidad eléctrica por carretera experimentará esta década una gran expansión. Los coches 'cero emisiones' de batería están ampliando su peso en el mercado. Sin embargo, muchos dudan de la valía de esta tecnología para el transporte de mercancías terrestre. Y mucho menos para otra clase de transporte, como el marítimo o el aéreo. Por ello, el diésel renovable se presenta como una posible alternativa que reduciría en gran medida las emisiones de gases contaminantes.

El peso de las baterías y la autonomía de las mismas son algunos de los principales hándicaps de los coches eléctricos. No obstante, son problemas que se pueden superar y hacen que estos modelos sean una buena opción. Por el contrario, en la actualidad son pocos los que apostarían por un avión eléctrico o un barco a baterías. Por lo que se siguen buscando alternativas que permitan reducir emisiones.


Una de ellas podría ser la utilización de diésel renovable. Por ello, Fenix Marine Services (FMS), una empresa operadora de terminales de contenedores, ha completado su transición hacia una flota menos contaminante. Con más de 300 vehículos de manipulación de contenedores, ahora todos ellos pueden funcionar con una mezcla de diésel renovable.


Este combustible reduce drásticamente las emisiones contaminantes. Así, las emisiones de partículas bajan un 90%, mientras que las de óxidos de nitrógeno (NOx) caen en un 70% y desaparecen las emisiones de azufre.


La mezcla se produce a partir de un 80% de aceites orgánicos reciclados y grasas animales, además de un 20% de biodiésel, que se elabora a partir de BioMass. Esa mezcla ofrece una mejor huella ambiental y minimiza los costes y el tiempo de transición.


«Las tecnologías futuras para equipos de bajas o cero emisiones aún están en desarrollo. El diésel renovable permite a Fenix crecer de manera responsable mientras continúa las asociaciones de innovación para nuevas tecnologías eléctricas y de hidrógeno«, ha subrayado el presidente y consejero delegado de Fenix, Sean Pierce.


Son muchas las voces que hablan de la importancia que podrían tener los combustibles renovables para la reducción de emisiones. Entre sus ventajas, podría utilizarse por los vehículos que ya circulan por las carreteras. Esto permitiría que no hubiese que esperar a renovar todo el parque de coches con modelos eléctricos para bajar la contaminación.


Por ello, la Asociación Europea de Proveedores Automovilísticos (Clepa) también ha alzado la voz pidiendo «neutralidad tecnológica» ya que, según ella, la electrificación no satisface todas las necesidades que en la actualidad tienen los consumidores.

Su secretaria general, Sigrid de Vries, ha asegurado que sin el reconocimiento legal de los combustibles renovables, se está acercando más la prohibición de los motores de combustión interna. Para ella, el motor de combustión interna eficiente y propulsado por combustible sin carbono tiene un papel importante que desempeñar para lograr que el transporte sea neutro en cuanto al clima.


Fuente: Comunidad Portuaria.
https://www.cportuaria.com.mx/noticias/detalle/60d16ddf50f23731067e31cc