Alejandro Lagunas: “La Marina Mercante es una excelente carrera y una industria que está en constante evolución”.

20.08.2018

A fines de julio, el Puerto de San Antonio realizó una transmisión en vivo a través de su Facebook con el objetivo de que las personas conocieran la experiencia de los marinos mercantes chilenos a bordo del buque Antofagasta Express, y que estos pudieran contar más detalles de esta actividad. 


Uno de ellos, el tercer piloto Rodrigo Barrera, destacó como un hecho importante su formación en la Universidad Andrés Bello (UNAB), recomendando esa casa de estudios para quienes se interesen en la labor. Por lo mismo, PortalPortuario.cl conversó con el director de la carrera Ingeniería en Marina Mercante de la UNAB, sede Viña del Mar, Alejandro Lagunas, quién profundizó en las contribuciones del mundo académico para el desarrollo de esta profesión y las ventajas que posee trabajar en esta industria. 


¿Desde cuándo se imparte la carrera en la universidad? 

La carrera de Marina Mercante se imparte desde 2008 en la Universidad Andrés Bello. Tiene una duración de cuatro años, y durante ese tiempo, nosotros transformamos a los que eligen la mención maquinas en ingenieros con capacidades para tomar responsabilidades a bordo como Jefe de Maquinas, y los que eligen la mención puente en oficiales de cubierta para tomar el control de la navegación y el cuidado de la carga. 

¿Cómo es la formación del marino mercante? 

La formación del marino mercante, principalmente se centra en la seguridad de las personas, de la propiedad, en el cuidado del medioambiente y en el bienestar del personal. 

Esos son pilares fundamentales en la formación. Hoy en día, en la universidad tenemos un sentido: los conocimientos, aptitudes y habilidades que deben desarrollar los estudiantes; nos mantenemos apegados a esa línea, pero también le agregamos las nuevas tecnologías y las nuevas competencias necesarias.

¿Cómo es la formación del marino mercante? 

La formación del marino mercante, principalmente se centra en la seguridad de las personas, de la propiedad, en el cuidado del medioambiente y en el bienestar del personal. 

Esos son pilares fundamentales en la formación. Hoy en día, en la universidad tenemos un sentido: los conocimientos, aptitudes y habilidades que deben desarrollar los estudiantes; nos mantenemos apegados a esa línea, pero también le agregamos las nuevas tecnologías y las nuevas competencias necesarias. 

¿Qué destaca de la formación académica del marino mercante? 

Tenemos un capital aproximadamente de 2 USD millones en equipos, lo que nos permite tener a nuestros estudiantes en la vanguardia de la tecnología. Nuestros profesores, que tienen experiencia a bordo de buques mercantes, nos ayudan a mantenernos constantemente actualizados tanto en conocimientos como en nuevas técnicas. 

Además, es importante la vinculación que tenemos con las navieras, ya que tenemos convenios firmados con las principales empresas chilenas del sector. 

Eso permite vincularnos y que nos den la retroalimentación de qué es lo que necesitan en nuestra malla curricular, en los contenidos, en las nuevas técnicas, en la evolución, en las proyecciones y en las necesidades.

 Finalmente, tú te das cuenta, que, teniendo tecnología, experiencia docente, una buena casa de estudios, y, además, el vínculo con los mismos empleadores, no se puede generar un mejor producto de lo que hemos ido logrando durante todo este tiempo. Tenemos el 10% de nuestros alumnos becados por las compañías navieras. 

¿Con que infraestructura se cuenta para formar a los estudiantes de marina mercante?

La universidad nos ha apoyado con infraestructura. Específicamente una de las cosas que nos enorgullece son nuestros simuladores, tenemos de cubierta, navegación, simuladores de comunicaciones, de máquinas, talleres de maquinas y herramientas. 


Aparte de permitir efectuar aprendizajes activos en los estudiantes, están certificados, incluso, para hacer maniobras portuarias, lo que nos ha permitido estar cerca de la industria. 

La industria nos visita constantemente, y eso nos abre un canal de comunicación, porque si bien existen obligaciones reglamentarias, también existen necesidades por parte de ellos de mejoras del perfil o del enfoque mismo de la formación. 

Otro elemento importante en la formación académica es la práctica profesional Así es, el vínculo que tenemos con las compañías navieras nos permite poder optar a las prácticas que necesitan los alumnos. Hoy en día se embarcan en distintos tipos de naves, desde remolcadores hasta megabuques portacontenedores de 300 metros. 

Los alumnos que tienen sus mejores calificaciones en idiomas han podido postular a estos embarques y han sido seleccionados para poder tener otro tipo de experiencias. 

Embarcarse en un buque extranjero es una experiencia súper enriquecedora, porque ellos vuelven, después de este viaje que dura hasta seis meses, con la tranquilidad y la convicción de que lo que aprendieron en la universidad es mucho más de lo que ellos pueden observar en sus pares. 

¿Cuáles son las ventajas de elegir esta profesión? 

La persona que elige este estilo de vida va a tener la suerte de experimentar otro tipo de realidades. 

Tripulaciones multiculturales, no tener que estar sentado en una oficina de 8 a 5 de la tarde durante el resto de su vida, vacaciones que son inigualables. Si bien el trabajo no es simple, y requiere de la vocación de personas que quieran vivir esta experiencia, tiene muchas recompensas: en lo económico, en lo social, en lo cultural, estar con muchas tripulaciones y en otros países también. No obstante, esta actividad requiere estar mucho tiempo alejado del hogar, ¿esto ha cambiado con el correr de los años? 

La relación entre el marino mercante y su familia ha ido cambiando para bien, tanto para las compañías navieras como para el marino se ha ido haciendo esto más llevadero. 

Antiguamente la comunicación era básicamente por carta. Hoy en día eso se ha ido superando, en gran parte de las flotas existe internet, el internet móvil es algo que está a la mano, además, en el extranjero acceder a un chip en los puertos hay plena disponibilidad. Sumado a eso los buques también han ido implementando el internet, lo que permite que las tripulaciones estén mucho más cercanas a la casa. 

Es importante que sea bien controlado, pero bien manejado es una buena herramienta para mantenerse en estrecho contacto. 

¿Por qué los jóvenes deberían elegir la carrera de Marina Mercante? 

La Marina Mercante es una excelente carrera, es una industria que siempre está en constante evolución. Sin los barcos, la mitad del mundo se muere de hambre y la otra mitad se muere de frío. 

Nosotros no tenemos petróleo y debemos traerlo, como también el medio oriente carece de alimentos y debe comprarlos. 

Así que básicamente, los buques los tendremos para siempre, y, lógicamente, eso nos permite asegurar que es una industria rentable, sustentable, que cuida el medioambiente, que posee buenos salarios, y que tiene buenos regímenes de embarco y desembarco para quienes la elijan. 

Considerando mis 10 años de experiencia en la marina mercante, los 20 años que tuvo mi padre como oficial de marina mercante, y mis familiares y amigos que están ligados a esto, puedo decir con franqueza y tranquilidad que es una muy buena profesión y que da absolutamente el tiempo para todo: vacacionar, juntar dinero, lograr tus sueños y tener familia.

Fuente: Portal Portuario
https://portalportuario.cl/alejandro-lagunas-marina-mercante/