BAJAFERRIES navega con rumbo fijo

05.06.2018

Para un tractocamión articulado, recorrer la ruta terrestre de Mazatlán, Sinaloa, a La Paz, Baja California Sur, significan tres mil 210 kilómetros en cuatro días, con un costo de casi 52 mil pesos. En cambio, cruzar vía marítima en un ferry representa solo 12 horas navegando 240 millas náuticas, a un precio de poco más de 17 mil pesos.

Lo anterior cobra relevancia si se toma en cuenta que al menos el 80% de las mercancías que se consumen en Baja California Sur ingresan al estado vía el Mar de Cortés a través de un barco. La empresa Baja Ferries abona en esto, y mucho.

Desde 1964 el gobierno mexicano cayó en cuenta de los ahorros que representaba tanto para la carga como para pasajeros un puente marítimo en la región y, desde entonces, el propio gobierno y diversas empresas lo efectuaron bajo diferentes esquemas.

La última compañía en operar por concesión estatal los ferries entre Mazatlán y Topolobampo, en Sinaloa, y La Paz, fue Grupo Sematur de California, que por contrato debía además tocar otros puertos como Guaymas y Santa Rosalía.

Este es el precedente para el nacimiento de Baja Ferries, la compañía fundada en 2003 por Mariano Ruano Boza, quien se desempeñó como director de Sematur hacia finales de los 80 y a la que brindó asesoría mediante una empresa propia llamada entonces Marine Consultants.

"Baja Ferries se funda oficialmente el 3 de mayo de 2003. Ya veníamos operando anteriormente con otra empresa que el nombre comercial era Baja Ferries, pero los socios en aquella época decidimos unificarnos y fue como nace Baja Ferries como razón social. En ese año era difícil conseguir financiamientos, sobre todo en México, porque existía una falta de cultura marítima y las tasas de interés eran prohibitivas; entonces tuvimos que acceder a créditos internacionales y eso hizo posible que trajéramos el (ferry) California Star", recuerda Mariano Ruano en entrevista exclusiva para T21.

A finales de los 90, con Sematur prácticamente en quiebra, fue cuando Ruano Boza comienza operaciones en el Mar de Cortés. Cuando se constituye Baja Ferries en 2003 con el buque California Star, eran apenas siete empleados trabajando en una pequeña casa en La Paz. A 15 años de distancia, hoy cuenta con más de 500 colaboradores más tripulantes, operando en un edificio corporativo, señala el actual Presidente del Consejo de Administración.


Fuente : GrupoT21
https://t21.com.mx/maritimo/2018/06/01/baja-ferries-navega-rumbo-fijo