Baja Ferries crece 2017 y añade flota

22.12.2017

La compañía de transporte marítimo Baja Ferries cerrará 2017 con un crecimiento de 40% en facturación, derivado de un 20% de incremento en el transporte de pasajeros y un 11.5% en carga, informó Oscar Ruano Baqueiro, Director General de la firma.

En entrevista con T21 sostuvo que la proyección es concluir con el traslado de 240 mil personas y alrededor de 1.8 millones de metros lineales de carga, en las rutas que Baja Ferries realiza entre el puerto de Pichilingue (La Paz), en Baja California Sur, y Topolobampo y Mazatlán, en Sinaloa.

"Esto viene por el crecimiento de Baja California Sur, con muchos desarrollos hoteleros y además por su crecimiento poblacional en los últimos dos años, que se prevé de 4%, cuando la media nacional está por debajo, alrededor del dos por ciento. Creemos que este desarrollo seguirá durante los próximos cuatro años, además de las inversiones comprometidas en Los Cabos en la parte turística", manifestó.

Asimismo, Oscar Ruano mencionó que este año la naviera añadió un buque a su flota, el Mini Star, que transporta cemento de Holcim entre Baja California Sur y el puerto de Guaymas, en Sonora, un tráfico que anteriormente se realizaba vía ferry por Topolobampo, donde también participaba el brazo terrestre de la compañía, Transportadora Geos, para el traslado del producto desde la planta de Hermosillo, hasta el puerto sinaloense.

Sin embargo, la demanda de Holcim se incrementó y justificó la inversión en este buque dedicado, el cual transporta 17 mil toneladas de cemento mensuales en tres o cuatro viajes y, mientras no es utilizado, Baja Ferries pretende introducirlo en tráficos de cabotaje para cargas spot en el Pacífico.

"Este barco también lo estamos utilizando para el desarrollo de cabotaje en el Pacífico, por fin vemos posibilidades de desarrollo de cabotaje y se debía tener una carga ancla como el cemento para tener un barco de bandera mexicana localizado en la zona. Con la versatilidad que tenemos de mover esta carga también por Topolobampo con los ferries (cuando disminuya la demanda de cemento) podemos atender otro tipo de cargas que salgan en el Pacífico mexicano", dijo.

Por otra parte, Ruano Baqueiro agregó que este año la empresa también desinvirtió en el ferry Cabo Star y reinvirtió en el Balandra Star, un barco exclusivo para carga que a partir de enero se estabilizará en los itinerarios para brindar dos viajes por semana a Mazatlán y uno a Topolobampo, toda vez que, durante su introducción a la flota en junio, fue usado de acuerdo con la demanda hacia uno u otro puerto.

"Trajimos un barco mucho más adecuado al mercado, el Cabo Star era de dos mil metros lineales y 100 pasajeros, así que mejor trajimos un barco adecuado a las rutas, que es el Balandra, con la mitad de tamaño y está enfocado a la carga, sin mover pasajeros. Al no tener itinerario tan fijo con la parte del pasaje jugamos con la demanda por las dos rutas", especificó el directivo.

Por ahora Baja Ferries cuenta con una flota de cuatro barcos operando en México: el Baja Star, el California Star, el Balandra Star y el Mini Star.


Fuente : Grupo T21