Barco que no se hunde

02.03.2018

no de los diálogos más célebres de la película Titanic, dirigida por James Cameron en 1997, lo protagonizan los personajes de Thomas Andrews, ingeniero naval del barco y J. Bruce Ismay, empresario y presidente de la naviera White Star Line, cuando el hundimiento del gran transatlántico era ya inminente. Andrews anuncia seriamente que "a partir de este momento, hagamos lo que hagamos, el Titanic se irá a pique", Ismay exclama sorprendido: "¡Pero este buque no puede hundirse!", a lo que el ingeniero responde: "Está hecho de hierro, señor. Le aseguro que sí puede. Y lo hará. ¡Es una certeza matemática!".

Durante muchos siglos los ingenieros han trabajado para encontrar la fórmula magistral que nos brinde el barco imposible de hundir y por fin parece que tenemos un firme candidato:

Se llama Thunder Child y es un pequeño y ligero barco de gran velocidad diseñado por la compañía Safehaven Marine para ser utilizado por la Armada, la policía y otros grupos que navegan en situaciones difíciles. La embarcación puede alojar hasta diez tripulantes a bordo y cuenta con una cabina para dormir. Su diseño ha sido realizado específicamente para absorber los impactos de las mareas más turbulentas, e incluso como podéis comprobar en el vídeo, es capaz de darse la vuelta en caso de volcar.


Su diseño incorpora diferentes factores que permiten que el Thunder Child sea capaz de navegar casi en cualquier situación sin volcar. En primer lugar su centro de gravedad es muy bajo, lo que le otorga una gran estabilidad. En segundo lugar, toda la cabina es hermética impidiendo así que el agua pueda entrar en ella, incluso si está boca abajo. Para finalizar, y como si fuese un juguete tentempié, el diseño de la cabina consigue que toda la embarcación se enderece por sí misma en caso de volcar.


La compañía ha realizado con éxito numerosos test, incluyendo la navegación entre olas de más de 10 metros durante la reciente tormenta tropical Doris que, durante la segunda semana de febrero, alcanzó vientos de entre 129 km/h y 170 km/h.


Por supuesto siempre puede haber algún imprevisto, como una colisión que rompa la hermética cabina y anegue de agua la embarcación, pero por ahora y teniendo en cuenta sus prestaciones, bien podemos afirmar que este es el barco más seguro que existe en el mundo.


Fuente : Comunidad Portuaria
https://www.cportuaria.com.mx/noticia/17745/mostrar