BP cambiara esquema de cadena de suministro en México hasta el 2019

12.03.2018

La empresa británica BP se encuentra en pleno festejo por su primer aniversario del inicio de operaciones en México, ya que exactamente hace un año abría su primera estación de gasolina e inauguraba así la mayor apertura hacia la participación privada en este mercado, derivado de la reforma energética de 2013.

Hoy su red de estaciones llega a poco más de 160 unidades en 12 estados del país, la mayoría de ellas pertenecientes a grupos gasolineros que ya operaban bajo el esquema de franquicia de Petróleos Mexicanos (Pemex), y que reconvirtieron sus estaciones bajo la marca de BP.

En puerta se encuentran al menos otras 300 estaciones con contrato firmado. Para el cierre de este año pretenden alcanzar unas 500, y hasta mil 500 en el próximo lustro, convirtiendo al país en el punto donde se concentrará la mitad de su plan de crecimiento a nivel mundial en unidades de servicio.

A pesar de que detrás de estos números se esconde una gran actividad logística energética, los directivos de BP en México aún son recelosos en dar a conocer sus actuales procesos de su cadena de suministro y más aún sus proyectos a futuro.

Sin embargo, Álvaro Granada, Director General de Combustibles de BP México, destacó en conferencia de prensa que la empresa trabaja de la mano con Pemex, en el surtido y reparto (logística) de combustibles.

"Nos están dando (Pemex) un buen servicio", dijo, aunque a pregunta expresa sobre si prevén iniciar relaciones de negocio con otros participantes en el segmento del midstream (almacenamiento y reparto de combustibles), adelantó que será hasta finales del próximo año cuando lo consideren.

Así como BP, otros actores privados, extranjeros y nacionales, que han ingresado al mercado mexicano de venta de gasolinas utilizan el producto y la red logística de Pemex, a falta de una mayor actividad en importación de hidrocarburos e infraestructura privada que, a su vez, genere beneficios logísticos que se traduzcan en menores costos para el consumidor final.

Pero mientras esto sucede -en el país algunos proyectos de inversión ya aparecen en el mapa del midstream-, BP observa al mercado mexicano como su oportunidad para continuar creciendo, de la mano del cumplimiento legal, y sin preocupación por el próximo cambio en el gobierno federal.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Energía, unas 30 marcas nuevas han ingresado al mercado mexicano de venta de combustibles, detonando así la instalación de poco más de dos mil 400 estaciones de servicio con una marca distinta a Pemex.


Fuente : Grupo T21
https://t21.com.mx/logistica/2018/03/09/bp-cambiaria-esquema-cadena-suministro-mexico-hasta-2019