Desechos del eclipse peligrosa para los pescadores

31.01.2018

Los objetos que se desprenden del naufragado barco Caballo Eclipse y flotan a la deriva en el Golfo de México, representan un serio peligro para los pescadores ribereños del Municipio de Carmen.

Manuel Antonio Arévalo Muñoz, pescador ribereño de la lancha Doris I, asegura que ha encontrado despojos del navío, propiedad de Oceanografía, que desde la tarde del pasado sábado escoró, tanques de aceite, cables de acero e incluso una lancha de auxilio conocida como mandarina.

Cosas que son imperceptibles durante la madrugada, tiempo en el cual la flota de lanchas ribereñas sale a toda prisa con rumbo a la zona de pesca, de golpear alguno de los objetos se abriría un boquete en las embarcaciones causando un naufragio.

Arévalo Muñoz asegura que ya se han presentado denuncias ante la capitanía de puerto, para que los buques de la Secretaría de Marina busquen y recojan los desechos, pero hasta ahora ha sido nula la respuesta de las autoridades marítimas y portuarias.

Si nosotros las recogernos, nos quedamos sin espacio en las lanchas y además de que algunas de las cosas que flotan son muy pesadas, así que debemos dejarlas a la deriva, afirmó el hombre de mar.

En la zona del nuevo atracadero del puerto "Isla del Carmen" recalaron cuatro tanques de 200 litros, algunos de aceite y otros más de combustible, además, en las playas de la colonia Tierra y Libertad arribó una lancha de rescate "Mandarina" destruida, mientras que en la zona de playa norte, madera, cuerdas, equipos de sobrevivencia y otros objetos.

Durante el recorrido en las aguas del Golfo de México a bordo de la lancha Doris I, se encontró flotando un objeto conocido como "Viuda", la canastilla que utilizan en la industria petrolera para trasladar a los obreros desde el barco a una plataforma de Petróleos Mexicanos.

Diésel y aceite dañan equipos de pesca: Arévalo Muñoz

Otra de las afectaciones que se presentan con el viraje del Caballo Eclipse, es que lo poco de aceite y diésel que tenía en sus compartimientos, sigue vertiéndose en las aguas de la costa carmelita, químicos que se impregnan a las lanchas y redes, muy difícil de quitar.

Además de que ahuyenta a las especies marinas, tanto de escama como los mariscos, ¿Quién nos pagará todo eso que perdemos? Indicó Manuel Antonio Arévalo, si Oceanografía no tiene para pagarles a sus empleados, menos para pagarnos a nosotros los equipos dañados.

Lamentó que estos barcos se encuentren en estas condiciones, ante la complacencia de las autoridades, quienes han permitido que no cuenten con las medidas de seguridad necesarias y que ahora se pueden convertir en un problema ambiental de graves consecuencias.


Fuente : Enfoques 
https://www.enfoques.com.mx/home/2018/01/31/desechos-del-eclipse-peligrosos-para-pescadores/