EU avanza en reforma de ley que permite mayor control sobre navieras

04.03.2022

El presidente de la Comisión Marítima Federal de Estados Unidos (FMC, por sus siglas en inglés), Daniel B. Maffei, descartó que la crisis en la cadena de suministro se deba a la productividad en los puertos de ese país, sino más bien a factores externos que interrumpen el flujo de mercancías, incluso al crecimiento y alianzas de transportistas marítimos.

Ante el Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado de Estados Unidos, el funcionario destacó las propuestas legislativas actuales que, dijo, podrían fortalecerse para abordar mejor las interrupciones en el envío de contenedores y las cadenas de suministro, ante lo que calificó como un dramático e histórico aumento en los volúmenes de carga marítima que comenzó en julio de 2020 y ha llevado a una disminución del servicio, reducción de la confiabilidad, costos más altos y problemas de congestión portuaria, no solo en los Estados Unidos sino en todo el mundo.

Sostuvo que las imágenes de filas de enormes portacontenedores y puertos repletos con grandes pilas de contenedores atraen la atención de los medios, pero esto es engañoso.

"Un fregadero obstruido con agua fangosa se ve terrible y, a menudo, diríamos 'nuestro fregadero está roto', pero la verdad es que el fregadero en sí no está roto; lo que está roto son las tuberías obstruidas debajo de él. Del mismo modo, los problemas que ven en los puertos de Estados Unidos son menos un problema en los puertos y más uno de los problemas de la cadena de suministro interior, como las insuficiencias de las instalaciones de la cadena interior, la escasez de equipos como chasis y contenedores, y la escasez de trabajadores, como camioneros y personal de almacén", enfatizó.

Daniel B. Maffei agregó que sería un error no reconocer que ha sido notable lo productivos que han sido los puertos, desde el sur de California hasta el complejo portuario de Nueva York/Nueva Jersey; desde Seattle a Savannah, de Gulfport a Norfolk, de Oakland a Miami, y otros. "Los puertos de Estados Unidos han manejado de manera segura y eficiente millones de contenedores de carga más que nunca antes en la historia de Estados Unidos. Las cifras récord de rendimiento son un tributo a las empresas y trabajadores que nunca se han detenido y, en cambio, han intensificado sus esfuerzos, incluso en los peores días de COVID".

Resaltó que hizo un recorrido por Los Ángeles, el puerto individual más grande de EU, que solo en 2021 rompió su récord de contenedores con un 13% más, eso se traduce en 1.5 millones de contenedores más que el mayor año anterior a la COVID y eso no incluye al puerto vecino de Long Beach, que ha registrado un aumento similar. "Incluso con una mayor productividad en nuestros puertos, estos enormes volúmenes han superado la capacidad y las tarifas de flete han aumentado drásticamente en comparación con los niveles anteriores a la COVID-19".

El funcionario añadió que los mayores aumentos están afectando a las empresas más pequeñas y a los transportistas que no tienen los volúmenes de envío que tienen los minoristas más grandes del país. Algunos de ellos tienen modelos comerciales que funcionaron bien durante 20 años o más, ya que las tarifas de transporte marítimo eran relativamente baratas y estables; hoy en día, esos modelos comerciales están "patas arriba".

"La respuesta habitual a las altas tarifas de envío sería incentivar a las empresas que poseen y operan los enormes barcos que transportan contenedores para que agreguen más barcos para satisfacer la demanda. Como la demanda ha sido tan alta durante tanto tiempo, casi todos los barcos que pueden transportar contenedores están en el agua. Además, las navieras están invirtiendo fuertemente en la compra de nuevos barcos y en agregar más capacidad, pero no ha resuelto el problema más de lo que ayudaría a destaparlo abriendo el grifo en un fregadero obstruido. En cambio, solo significa filas más largas de barcos en los puertos más grandes de nuestra nación", resaltó.

Asimismo, abundó que la FMC ha respondido a los desafíos de la cadena de suministro de la manera más agresiva, creativa y completa posible dentro de los límites de su jurisdicción, con acciones como el Cumplimiento de la Ley; Política de Actualización; y Comunicación y Cooperación.

"Hemos aumentado la actividad de investigación y cumplimiento, prestando especial atención a los transportistas marítimos. Hemos iniciado un nuevo enfoque para abordar las tarifas y los recargos con el objetivo de brindar mayor veracidad y transparencia a las tarifas. Aumentamos los requisitos de monitoreo de las alianzas de transportistas marítimos y continuamos evaluando si son necesarios más cambios", dijo al resaltar otras acciones.

Previo a la audiencia, la senadora Maria Cantwell realtó que, a medida que los productos se estancaban en la cadena de suministro, los importadores incurrían en cargos cada vez mayores por el uso de contenedores, mientras que los exportadores luchaban por encontrar contenedores disponibles. Estos eventos han llamado la atención renovada sobre el estatuto de autorización de la FMC, que tendría que actualizar su autoridad para aumentar la supervisión de los transportistas marítimos internacionales.

Esto bajo la Reforma de Ley del Transporte Marítimo Klobuchar-Thune, que otorgaría a la FMC una mayor autoridad para regular las prácticas dañinas y discriminatorias de las compañías navieras internacionales; exigir a los transportistas que certifiquen que las tarifas que cobran por demoras cumplen con las regulaciones federales o enfrentan sanciones; aumentar la transparencia sobre cuántos contenedores vacíos transportan los transportistas; y prohibir a los transportistas marítimos que disminuyan injustificadamente las exportaciones estadounidenses que han quedado varadas en los muelles.

Ya en la audiencia, Daniel B. Maffei agregó: "Permítanme decir que la propuesta incluye nuevas autoridades que le darían a la FMC una influencia adicional sobre las entidades reguladas y ayudaría a proteger a los cargadores de prácticas desleales y engañosas. Si bien la FMC puede hacer reglas adicionales, la legislación que actualice nuestro estatuto eliminaría cualquier ambigüedad sobre las prioridades de los legisladores en asuntos como la detención y la demora, y la reforma del contrato de transporte marítimo. Del mismo modo, proporcionar a la FMC recursos adicionales, ser aún más activos de lo que ya somos en la supervisión de la industria", acotó.

Finalizó comentando que cualquier proyecto que finalmente se convierta en ley no debe tener la consecuencia no deseada de ser demasiado disruptivo para el comercio. El aumento de la carga y la congestión asociada se debe principalmente a las condiciones relacionadas con una pandemia mundial y una demanda récord de artículos importados; de hecho, ninguno de los desafíos del flete marítimo es exclusivo de Estados Unidos, aunque algunos desafíos son más agudos allí.

"Superaremos lo peor de las interrupciones de la cadena de suministro y volveremos a un estado de operaciones más establecido, quizás a principios del próximo año. Cuando eso suceda, no queremos lamentar ninguna reacción instintiva a los desafíos actuales que termine creando problemas peores a largo plazo", dijo.

Fuente : GrupoT21
https://t21.com.mx/maritimo/2022/03/03/eu-avanza-reforma-ley-que-permite-mayor-control-sobre-navieras