Los marinos abandonados: ¿víctimas de la esclavitud moderna?

18.07.2018

La líder de las campañas y proyectos marítimos de la ITF Katie Higginbottom examina si los marinos abandonados son de hecho víctimas de la esclavitud moderna.

Dígale a un armador que su incumplimiento en el pago de salarios y el suministro de provisiones adecuadas a un buque equivale a esclavitud moderna y aullará indignado.

En un intercambio reciente, cierto armador responsable de abandonar a varias tripulaciones indico que "refutamos firmemente la palabra "esclavitud", que ha sido abolida en el Siglo XXI y en la era moderna en la que vivimos hoy en día ".

No todos estarían de acuerdo. La organización Internacional del Trabajo (OIT) calcula que 40,3 millones de personas fueron sometidas a la esclavitud moderna en algún momento durante 2016. Sus 11 indicadores de esclavitud son : el abuso de la vulnerabilidad , el engaño, la restricción del movimiento , el aislamiento , la violencia física y sexual , la intimidación y las amenazas , la retención de los documentos de identidad , la retención del salario , la servidumbre por deudas , las condiciones abusivas de vida y trabajo , y las horas extra excesivas.

Vale la pena considerar cuantos indicadores figuran entre la amplia mayoría de los casos en que los marinos han sido abandonados.

Los marinos abandonados suelen estar en un puerto extranjero y lejos de su familia. Quieren creer que la compañía se preocupa por su problema porque la alternativa es confiar en la buena voluntad de las autoridades, los sindicatos locales o las organizaciones benéficas para obtener apoyo. Como los armadores bien saben, apenas se rompe la relación de empleo, los marinos quedan vulnerables.

Los marinos a menudo dicen que no quieren quejarse aun porque el armador les ha prometido transferirles dinero la siguiente semana, la semana después, y posteriormente la semana después... El engaño radica en el optimismo del armador o en su enfoque cínico en cuanto a la gestión de la empresa, que trata el pago de salarios como algo optativo.

El movimiento en los puertos pueden ser muy restringido y, sin dinero, el costo de desplazarse es prohibitivo. Los buques abandonados a menudo están en el fondeadero, una forma brutal de aislamiento. Y el estrés de ser abandonado intensifica enormemente la tirantez de las relaciones entre los tripulantes y puede llevar a una sensación de aislamiento mental y físico.

Si bien son excepcionales, también hay casos en los que los marinos han sido engañados para unirse a buques vinculados a actividades delictivas y son objeto de intimidación y amenazas de violencia física.

En un pasado no tan lejanos se han retenido documentos de identidad marítima y la "servidumbre por deudas", se asemeja a las prácticas ilícitas de algunos agentes de contratación. A pesar de la clara prohibición establecida por el Convenio sobre el trabajo marítimo, 2006, hay muchos casos en los que los marinos han pagado sumas considerables para obtener un puesto de trabajo a bordo, solo para descubrir que no reciben ningún salario. Podrían haber pedido un préstamo para pagar por el puesto de trabajo, tener una familia que mantener y ningún salario para realizar los pagos. Las deudas podrían ser con terceros, pero el resultado es el mismo.

El abandono se define de la siguiente manera:

  • Cuando un armador no cubre los gastos de la repatriación , o
  • No proporciona mantenimiento ni apoyo , o
  • Rompe los lazos con el marino, incluido el incumplimiento en el pago de salarios durante dos meses o más.

En muchos casos, el propietario del buque no ha roto todos los lazos ni ha desaparecido, sino que acecha entre bambalinas intentando convencer a la tripulación de que continúe trabajando, o esperando a que se haya obtenido un nuevo pedido. De esta manera, los armadores descargaran sobre los hombros de sus empleados los riesgos de una empresa caótica.

El trabajo sin remuneración es esclavitud y no debería tolerarse. Esta industria debe auto examinarse con todo rigor si desea evitar ser asociada con la esclavitud moderna. 


Linea de ayuda de la ITF : +44 (0) 207940 9280 | SMS Textline : +444984356573 

www.itfseafarers.org



Fuente : Boletín de los Marinos Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte ( ITF) / N°32/2018 Pag. 13