Navieras japonesas registraron beneficios récord durante el tercer trimestre

08.11.2021

NYK y "K" Line, la mayor y la tercera naviera de Japón, registraron beneficios trimestrales récord gracias al incremento de los fletes en medio del caos que afecta a las cadenas de suministro mundiales. El motor de esta bonanza de beneficios es la operación de buques portacontenedores que ambas navieras poseen junto a MOL, a través de Ocean Network Express (ONE).

Los beneficios trimestrales ascendieron a US$2.292 millones, más de 25 veces la cantidad del año pasado. El mayor beneficio trimestral de la naviera. El beneficio del segundo trimestre de "K" Line se multiplicó casi por 14, hasta los US$1.269 millones, respecto al año anterior, según los cálculos de sus resultados del primer semestre, también publicados el jueves. Esta cifra es la mayor desde al menos junio de 2003.

En tanto, los ingresos trimestrales de MOL fueron casi siete veces superiores a los del año anterior, según se desprende de una reciente declaración de resultados.

Las acciones de NYK, que se han disparado un 250% este año, disminuyeron un 8% el jueves de la semana pasada, mientras que las de "K" terminaron casi un 9% por debajo y las de MOL acabaron el día con un descenso del 2,6%.

La demanda de inducida por la pandemia estimuló el aumento del tráfico de portacontenedores, con una demanda especialmente alta de transporte entre Asia y Norteamérica. Esa demanda ha provocado la congestión de los puertos norteamericanos y la limitada capacidad de transporte ha impulsado el aumento de las tarifas de mercado de los contenedores. Además, "La congestión portuaria e interior no mejoró debido a la escasez de conductores para el transporte interior", señaló NYK en los comentarios sobre los resultados del tercer trimestre del año

El volumen de contenedores procedentes de Asia con destino a Estados Unidos alcanzó un récord en septiembre, según la empresa de análisis estadounidense Descartes Datamyne, superando las cifras del año anterior por decimoquinto mes consecutivo.

El índice de fletes en contenedores de Shanghai, que sirve de referencia para las tarifas de transporte de contenedores, se situó el viernes en 4.583,39 puntos, lo que supone un aumento de casi el 80% con respecto a finales de marzo. Los ejecutivos del sector del transporte y los analistas afirman que es probable que los problemas continúen en 2022.

Maersk, que maneja uno de cada cinco contenedores enviados en todo el mundo, indicó que sus beneficios trimestrales se triplicaron hasta casi US$7.000 millones. El CEO de la naviera, Soren Skou, describió el sistema comercial mundial como "un gigantesco cuello de botella" y dijo que los retrasos en los puertos se prolongarían hasta el próximo año.