Reparación y readaptación de buques: un ítem que comienza a adquirir mayor valor

16.04.2019

En un reporte publicado por Clarksons se analiza cuáles son las razones detrás del renovado interés en los trabajos de reparación y readaptación de naves y se presenta información sobre el desarrollo de estas actividades a partir de datos que la consultora dispone en su Registro de la flota mundial.

En el reporte se destaca a CIC Changxing como el patio de reparaciones más ocupado del mundo (con el mayor número de inspecciones especiales en 2018) y da cuenta de una tendencia positiva en el número de trabajos de mejora y modernización de los buques. Sin embargo, la consultora se cuestiona si esta actividad, que históricamente ha involucrado un gasto bajo de Capex (gastos de capital) y márgenes reducidos, se ha vuelto actualmente digna de análisis.

Parte del interés en reparaciones y readaptaciones- se explica en el reporte- proviene de una flota mucho más grande (65% más de tonelaje en el agua y 25% más en numerosa) en comparación con la de hace diez años. Este no solo es un mercado potencial más grande para los talleres de reparación, sino también para los proveedores que buscan equilibrar los volúmenes más bajos de construcción de naves con la expansión del servicio y líneas de negocio de postventa.

Aunque algunos segmentos del transporte marítimo (por ejemplo, cruceros, transbordadores y offshore) tienen un historial significativo de Capex en algunos puntos del ciclo de vida de un buque, para muchos segmentos que pasan por inspecciones especiales, renovaciones de acero relacionadas o recubrimientos de pintura fue a menudo una inversión medida. Con la normativa ambiental que impulsa las nuevas soluciones de tecnología "ecológica", la modernización de los sistemas de tratamiento de agua de lastre (BWTS) y los scrubbers, el ítem se ha expandido.

Con el foco en la economía del combustible, naves relativamente modernas son actualmente consideradas de diseño "antiguo" (la producción de la construcción naval alcanzó su punto máximo en 2010-11, antes de las naves "ecológicas") lo que afecta el valor de los activos y el potencial de ganancias. Lo que de acuerdo al reporte indicaría el comienzo de una tendencia. De hecho, ya el uso de GNL como combustible parece estar ganando terreno).

Scrubbers en escena

El flujo de datos de Clarksons también da cuenta de los patios de reparación que adaptan scrubbers, la capacidad de estos patios y el tiempo necesario para completar la adaptación del scrubber a una nave.

De acuerdo al reporte, los datos revelan que se han instalado "scrubbers" en más de 3.000 naves y se estima que el tiempo inactivo de los buques sometidos a la instalación de estos equipos reducirá en 2019 la oferta de portacontenedores en un 1,0%, en buques tanques petroleros en un 1.4% y 0,5% en graneleros. También se registra un pequeño número de conversiones a GNL hasta la fecha (incluida la primera conversión en un portacontenedores que se llevará a cabo en el patio de reparaciones de Huarun Dadong).

Sector cruceros

En los últimos diez años, el flujo de datos de Clarksons registra más de 650 readaptaciones de cruceros, con el "Grand Bahama" encabezando las listas de 35 inspecciones especiales y readaptaciones de cruceros en 2018. Según el reporte, cada vez más, las líneas de cruceros llevan a cabo importantes programas de inversión, en parte para estandarizar sus diversas marcas.

Además, se espera una mayor actividad en la flota FPSO (floating production storage and offloading).

Finalmente, el reporte publicado por Clarksons concluye que, en el actual escenario frente a las normativas ambientales y una flota relativamente moderna, "vale la pena vigilar más de cerca la reparación de buques".


Fuente: Mundo Maritimo 
https://www.mundomaritimo.cl/noticias/reparacion-y-readaptacion-de-buques-un-item-que-comienza-a-adquirir-mayor-valor