Repensar la Marina Mercante

08.01.2020

Pareciera que esta frase de la lógica militar pudiera adaptarse al momento de claroscuros que vive la marina mercante.

El hecho es que después de la escaramuza ganada ante el Congreso por la SCT que encabeza Javier Jiménez Espriú a la Semar de José Rafael Ojeda Durán, el mismo sector debería estar preparándose para una guerra.

La pregunta es si lo hará y actuará con base en objetivos estratégicos.

La iniciativa de ley que pretendía transferir el control de la Marina Mercante a Semar, se detuvo pese a que el sector actuó de manera desarticulada en la propia Marina Mercante de la SCT.

El apoyo de organizaciones como el Comport de Fernando Ramos Casas y, la ATOP que dirige Jaime Aguilar, generó documentos interesantes pero su difusión fue tardía.

Los capitanes lograron colocarse en algunos espacios periodísticos, pero ahora el sector en su conjunto tendrá que generar una estrategia más robusta con el fin de subir el tono y ofrecer argumentos auténticos y de mayor credibilidad.

Empezando por explicar qué es en realidad la Marina Mercante, porque desde 1999, cuando TMM Lines vendió a APL los últimos barcos de contenedores, no existen buques mercantes de bandera nacional.

Son la Marina Mercante, los colegios de marinos, las asociaciones y cooperativas de oficiales mercantes, los sindicatos de pilotos, los oficiales egresados de las escuelas náuticas, las empresas dedicadas a proveer tripulaciones, oficiales de protección etc. Eso es lo que tiene México...

Los organismos gubernamentales que regulan el sector en la SCT, representan la cabeza del sector, tanto Marina Mercante como Fidena y, muy recientemente la Unidad de Capitanías y Asuntos Marítimos (Unicapam), ésta a cargo de Semar.

Más allá de lo coyuntural, el fondo es reflexionar el papel de la Marina Mercante en el sector privado y público, reconocer qué hace falta, dejar atrás posiciones anquilosadas y retardatarias.

Por años los oficiales egresados de las Escuelas Náuticas han ido a parar a flotas internacionales ante la falta de buques mercantes.

Para cumplir con las horas de navegación reglamentarias, los marinos han ido a flotas de otros países.

Algunos de los últimos grupos fueron enviados a buques de navieras griegas, gracias al Sindicato de Pilotos de Puertos de Mario Camacho.

El denominado buque escuela se convirtió en una estructura insostenible.

Por ello, es necesario repensar la Marina Mercante, en qué ha fallado, qué prácticas hicieron daño en el pasado y qué acciones deben instrumentarse frente a la iniciativa de reforma del Congreso.

¿Se aplica adecuadamente la regulación a las tripulaciones, a los oficiales de protección, a las actividades de certificación de terminales, en la inspección?, ¿Qué papel juegan las certificadoras privadas?, ¿Cuáles son los intereses que enfrentan estas actividades?

Por años se ha asegurado que los marinos mercantes deben estar a cargo de las dependencias públicas responsables de la SCT, como si fuese una concesión perpetua debido a su preparación marítima.

Estamos en 2020 y el paradigma ha cambiado. El propio Francisco Perroni, director de MM de SCT, es un ejemplo.

Como marino mercante ha dedicado su carrera al servicio público y el hecho de no haber navegado, no ha sido un impedimento para su conocimiento en el sector.

De hecho los marinos mercantes han dominado por años el servicio público pero nada significativo ha ocurrido. Los nombres podrían mencionarse sin que alguno sea recordado por grandes resultados.

Incluso la Marina Mercante no ha sido del todo ortodoxa en áreas como la verificación de la masa bruta de contenedores diseñada fuera de los parámetros de la OMI desde el sexenio pasado. Una asignatura por corregir.

La coyuntura para discutir la Marina Mercante mediante los foros a los que convocará el Congreso, ofrece la oportunidad de construir objetivos conjuntos, mostrar consensos, fuerza, apertura y, sobre todo mostrar un sector que pareciera no existir en el subconsciente de la opinión pública.


Fuente: Info-Transporte
https://www.info-transportes.com.mx/index.php/categoria-muelles/item/10302-repensar-la-marina-mercante
Autor: | Gabriel Rodríguez /opinion |