Un ensayo sobre las operaciones justo a tiempo arroja resultados positivos

17.07.2019

Las operaciones justo a tiempo tienen el potencial de reducir el tiempo que los buques pasan inactivos fuera de los puertos y ayudan a reducir las emisiones perjudiciales, así como a ahorrar en costos de combustible. Las llegadas justo a tiempo podrían convertirse en realidad si se comunica con anticipación la información relevante al buque sobre la hora de llegada solicitada, lo que permite que la nave se ajuste a la velocidad óptima. Una prueba consistente en un ejercicio teórico sobre este tipo de operaciones ha arrojado resultados positivos, mostrando que las emisiones pueden reducirse considerablemente. La prueba fue realizada por miembros de Alianza mundial del sector para apoyar al sector marítimo de bajo carbono (GIA), en el puerto de Rotterdam el 10 de julio.

"Se necesita más validación y, en última instancia, un ensayo de este tipo de operaciones en tiempo real, que es en lo que estamos trabajando. Sin embargo, este ensayo teórico mostró el potencial y el claro beneficio que la comunicación temprana entre buques y puertos, autoridades y terminales puede producir, ya que permite la optimización de la velocidad durante el viaje", explicó la asesora técnica Astrid Dispert.

Durante el ejercicio teórico, se simuló un viaje entre Bremerhaven y Rotterdam (247 nm de distancia) un par de veces. En el primer escenario comercial, el buque recibe una actualización cuando se le solicita que llegue al lugar de embarque del práctico en el primer punto de entrada (cuando el buque está en el rango de radio VHF, a unos 30 nm del puerto). La hora a la que se solicita al buque que llegue al lugar de embarque del práctico depende de una serie de variables, incluida la disponibilidad del terminal, así como de los prácticos y remolcadores. Pero la información a menudo solo se envía cuando el buque ya está relativamente cerca del puerto.

En el segundo escenario justo a tiempo, el buque recibe varias actualizaciones mucho antes en el viaje a Rotterdam, sobre cuándo llegar al lugar de embarque del práctico. El buque puede entonces ajustar la velocidad a su velocidad óptima.

Al comparar los dos escenarios, se consumió un 23% menos de combustible en el escenario "justo a tiempo": una reducción significativa del combustible y, por lo tanto, de las emisiones.

Los datos de este ejercicio se incluirán en una guía preparada por la GIA. El ejercicio fue realizado por representantes del Puerto de Rotterdam, Maersk, MSC, la OMI y Inchcape Shipping.

La Alianza mundial del sector (GIA), es una asociación innovadora público-privada, que une a los líderes del sector marítimo con miras a abordar el desafío de descarbonizar el sector marítimo. La GIA se estableció en el marco del Proyecto de asociaciones para la eficiencia energética marítima mundial de FMAM-PNUD-OMI (proyecto GloMEEP).


Fuente : Organizacion Maritima Internacional 
https://www.imo.org/es/MediaCentre/WhatsNew/Paginas/Archive-2019.aspx